jueves, 30 de noviembre de 2017

Más espacio, menos tiempo: caída de la obra musical


Fin de la obra musical. Cuando era chico y pasaba por las disquerías me detenía a ver las tapas de Judas Priest  con su imponente ave metálica llamada de “The Hellion” en el disco “Clamando por venganza” (1982) o más tarde la máquina metálica defensora del heavy metal llamada “The Metallian” del disco “Defensores de la fe” (1984), aquellas obras creadas por el artista Doug Johnson, y ni hablar de las poderosas tapas de Eddie, el ícono de la banda británica de heavy metal Iron Maiden. Un personaje antropomórfico que aparece en todas las portadas de los diferentes álbumes de la banda. Derek Riggs, su creador, se basó en una propaganda de guerra publicada durante la Guerra de Vietnam. No puedo dejar de expresar cuanto quería tener el vinilo de Killers de Maiden (1981) en mis manos.

El vinilo de “Defensores de la fe” tenía cuatro tema del lado A y 6 temas del lado B. y tuve que ir a Wikipedia para definir un disco de vinilo o disco gramofónico. “Trata de un medio de almacenamiento de sonido analógico en forma de disco de policloruro de vinilo el cual se estría en una forma espiral modulada. Normalmente se empieza el surco cerca de la periferia del disco y termina cerca de centro. Los discos fonográficos son clasificados según su diámetro en pulgadas ya sea 12", 10" y 7", su velocidad angular en RPM 162⁄3, 331⁄3, 45 y 78, (siendo los formatos de 33 y 45 RPM los más utilizados). Graban sonido monoaural y estereofónico, aunque se hicieron experimentos para grabar en sistemas cuadrafónicos e inclusive vídeo.”
 
El punto era que “Defensores de la fe” duraba 39 minutos y era un disco denominado de los largos, en general un vinilo tenía (cuando hablo en pasado es porque me refiero a los vinilos de los ochentas) la capacidad de almacenar hasta 40 minutos aproximadamente, pero en general mientras menos duraban, los surcos eran mas anchos y esto ganaba en graves y agudos. Por eso Fito Páez para su segundo disco “Giros” de 1985 eligió solo colocar solo 9 temas en 29 minutos y 50 segundos.

Sin embargo la practicidad de escuchar la música todo el tiempo que pudiera (en esa época iba al ENET N° 1, el industrial “Albert Thomas” de La Plata), me volqué definitivamente al cassette. Y volviendo a recurrir a Wiki, (yo le creo) dice que: “El casete,​ también conocido como cassette compacto o cassette (cajita en francés), es un formato de grabación de sonido o vídeo en cinta magnética que fue ampliamente utilizado entre los años 70 y los 90. Es también mencionado a menudo como casete de audio o cinta casete. Aunque estuvieron previstos originalmente como medio para el dictado, las mejoras en la fidelidad del sonido condujeron a que el casete suplantara la grabación en magnetófono de bobina abierta”